¿Qué ha pasado con la reforma procesal laboral?

Ya casi acercándonos al primer semestre de la puesta en vigencia de la Reforma Procesal Laboral, quiero referirme a algunos aspectos que han creado preocupación al respecto y me refiero específicamente a dos de las categorías donde se dieron los cambios, a saber el: Derecho Individual del Trabajo y Los Aspectos Procesales.

Con la sola expectativa de la nueva normativa, se dieron algunas erróneas apreciaciones, principalmente  entre los trabajadores, que no comprendieron muchos aspectos de ello.

Es constante aun escuchar a trabajadores y patronos discutir sobre temas que supuestamente cambiaron con la Reforma Procesal Laboral, cuando en realidad no se dieron estos cambios.

Se ha malentendido por parte de trabajadores y algunas empresas  que se modificó de alguna forma las jornadas de trabajo, indicándose que la reforma, obliga a trabajar solo en  las jornadas ordinarias existentes de 8, 7 o 6 horas, sea esta diurna, mixta o nocturna respectivamente, y que no es permitido las jornadas de mas horas, si no se cancelan horas extraordinarias.

La reforma no modificó en lo absoluto las jornadas de trabajo. Si se trabaja mas allá de dichas jornadas, dentro de los límites permitidos por ley, deben cancelarse horas extras, como ha sido siempre la obligación del patrono y el derecho del trabajador.

La reforma no modificó las obligaciones patronales sobre salarios y otros beneficios relacionados, esto por cuanto no existen cambios en el tema de salarios mínimos, aumentos, cálculo y pago de horas extra, etc. Tampoco ha variado la obligación de reportar todos los salarios de sus trabajadores a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), ni ha cambiado el tope de ocho años de cesantía en el sector privado.

Los cambios existentes y de importancia en la actualidad, indicamos, los vemos desde dos perspectivas específicas:

Derecho individual de trabajo:

  1. Se amplió la protección por discriminación en el empleo, señalándose un total de 14 causales de discriminación entre las cuales se mencionan: edad, etnia, sexo, religión, raza, orientación sexual, estado civil, discapacidad, afiliación sindical y si queda alguna duda sobre las causales, se incluyó una última que señala cualquier otra forma análoga de discriminación.
  2. Se incorporaron  cambios al proceso de despido sin responsabilidad patronal, en donde se deja claro el tema de la obligatoriedad en la entrega de la carta de despido y se indica que las causales, para proceder con el despido sin responsabilidad patronal, deberán ser señaladas de forma clara y sin que se preste o exista duda alguna sobre la verdadera razón que originó la terminación del contrato. Por último, se indica como proceder en caso de que el empleado no quiera firmar de recibido la carta de despido.
  3. Se abre la posibilidad del despido sin responsabilidad patronal por casos de discriminación en el empleo o en el acceso al empleo (proceso de reclutamiento). Es decir, se incorpora  una nueva razón para despedir con justa causa, sin pago de preaviso ni auxilio de cesantía.
  4. Se mantiene el despido con responsabilidad patronal, por la voluntad del patrono, en el tanto se reconozcan los derechos al trabajador.
  5. Un cambio que ha creado mucho de que hablar es en cuanto a los representantes patronales, “directores, gerentes, administradores …, las personas que a nombre de otro ejerzan funciones de dirección o administración”, en cuyo caso se incorporan las siguientes novedades:
  • Responsabilidad hasta personal en caso de ordenar actuaciones que signifiquen infracciones a las leyes del trabajo.
  • En casos de discriminación, el representante patronal puede formar parte del proceso judicial a título personal.

Sobre estos aspectos, no tenemos aun muestra de problema alguno en cuanto a su interpretación, sin embargo consideramos se esta haciendo una errónea aplicación en lo relacionado con las causales de despido, la carta del despido y la posibilidad del despido con responsabilidad patronal.

Aspectos procesales:

  1. Se implemento la justicia gratuita a favor de todos aquellos trabajadores que ganen menos de dos salarios bases por mes, o que hayan sido despidos por discriminación. También aplica la asistencia legal gratuita para trabajadores adolescentes o mujeres en estado de embarazo o lactancia. Situación que en la actualidad, ha empezado a ser controversial, por cuanto la DEFENSA PUBLICA LABORAL, no ha tenido la capacidad de asumir de manera pronta  la atención de los trabajadores e incluso se indica, que se están atendiendo con citas previas que ya sobrepasan el mes de espera para turno.
  2. Se implemento la oralidad buscando reducir el tiempo de duración de los juicios, sin embargo los problemas en los cambios tecnológicos han generado problemas en su adecuada aplicación. Se eliminaron los tribunales de menor cuantía y los casos que antes veían esos tribunales pasaron  a los Juzgados a ser resueltos por un solo juez.
  3. Se incorpora un trámite en vía sumaria para la tramitación de reclamos por discriminación, que deben ser atendidos de forma prioritaria por el juez, sin embargo la realidad en su aplicación ha sido otra.
  4. Se regulo la protección de fueros especiales y la tutela del debido proceso en situaciones como: maternidad y lactancia, trabajadores adolescentes, líderes sindicales, trabajadores en régimen de empleo público, denunciantes de acoso sexual y otros.
  5. Se regulo la reinstalación del trabajador cuando sea despedido por haber sufrido un accidente o riesgo de trabajo. En estos casos habrá que tomar las medidas necesarias para evitar reclamos judiciales.

La celeridad esperada en materia procesal, empieza a causar preocupación, pues desde ahora, existen despachos judiciales, que a nivel de agenda, ya se encuentran realizando señalamientos, para finales del presente año e inicios del 2019. Algo estará sucediendo, pues la conciliación de agendas de defensa publica y privada, pueden saturar las fechas de audiencia y consecuentemente la celeridad esperada no es tal.

Si el trabajador, con anterioridad podía accionar de manera personal y ser recibida su demanda en estrados el mismo día que así lo requirió, hoy día, con la Defensa Publica, debe solicitar su atención, esperar cita en muchos casos y turno de espera para la redacción de su demanda.

La Reforma Procesal Laboral, que desde el pasado 25 de julio es Ley de la República, ha provocado y seguirá provocando algunas interpretaciones incorrectas y hasta se habla de algunos temas que ni siquiera están regulados o que su regulación no dice lo que algunos señalan como una verdad.

Los patronos se han apurado para normalizar la situación interna para evitar denuncias en su contra. Muchos han procurado corregir todos los procedimientos erróneos en la gestión empresarial, esto por cuanto ahora los patronos deben mantener mucho orden en su organización interna, deben tener a mano los documentos que respaldan sus actuaciones, desde la publicación de ofertas de trabajo hasta los despidos y por supuesto todo lo acontecido entre ambos momentos.

Hoy día existen normas escritas que inclinan la balanza de la carga probatoria en manos de la parte patronal a quien le compete probar, entre otros elementos: la fecha de ingreso, el puesto desempeñado, las causas de extinción del contrato, el pago de todos los salarios y sus complementos (comisiones, incentivos, etc.), el pago de los días feriados, descansos, licencias, aguinaldo y vacaciones, el pago de los seguros sociales y de riesgos de trabajo, justificar medidas que se puedan considerar discriminatorias, etc.

En realidad, es mi humilde apreciación, que a la fecha, no se han cumplido las expectativas, de la Reforma Procesal laboral, y ello debido a la falta de mecanismos a nivel judicial, para poder hacer una realidad su adecuada ejecución e implementación. El tiempo nos dirá, si la CELERIDAD en los procesos será una realidad o solo se quedara en la letra.

Opinión: El mundo

¿Que hacer cuando el cliente trata de imponer su criterio?

Recomendaciones de que hacer cuando el cliente trata de imponer su criterio. Es lógico que el cliente tenga el deseo de contribuir a la solución de su problema y muchas veces los abogados impelidos por el carácter, impulsividad e incluso importancia del cliente, y aun sabedores del error de perspectiva de este, aceptan sin discusión el criterio de éste y adaptan su defensa y práctica al mismo. Grave error, escuche porqué.

MI PAIS NO ES UNA FINCA


En la reciente cadena de televisión, del Señor Presidente de la República, Luis Guillermo Solís, hace referencia al estado en que se encuentra Costa Rica, manifestando que se encontró la finca encharralada y que esta en proceso de limpieza. La forma en que hace su presentación de una manera muy confortable, sentado en un sillón y con su corbata floja, pareciera esta destinado a presentarse ante el pueblo, como un ciudadano común, sin grandezas y con humildad. Eso no esta mal, lo malo es que su forma de comunicarse con los costarricenses, pareciera que esta dirigida a una gran mayoría de ignorantes. Lo expreso de esta manera, porque puede ser mas sencillo, decir que la situación real del País, tal cual la encuentra al asumir su mandato no es la adecuada, ni la esperada. En palabras sencillas, pueden los humildes costarricenses, comprender lo que el mandatario, quiere externar. El señor Presidente debe conocer que nuestro país, es culto, con un grado de analfabetismo mínimo, donde no se necesita comparar el país con una finca, para hacerles entender que la administración que han llevado los gobiernos anteriores no ha sido la mejor.

Si el Presidente hoy día, ve a nuestro hermoso país como una finca, a la cual se le ha encargado la tarea de dirigir y administrar, su percepción es la errónea, pues el suscrito al igual que mas de un millón trescientas mil personas, le dimos el encargo de asumir la Presidencia de la República de Costa Rica, un pequeño país en extensión, que debe ser Gobernado y Administrado como se hace con los grandes países. Pensando en grande, se atienden los problemas de una mejor manera, si lo reducimos a una simple finca, los problemas que actualmente tenemos, serán disminuidos y minimizados y como tal mal atendidos.

No es lo mismo, Gobernar un país, que administrar una finca, no es lo mismo Gobernar, que dedicarse a cultivar, no es lo mismo Gobernar, que bailar, por eso no es lo mismo verla bailar, que bailar con ella.

Los que decidimos, dar nuestro voto, al Señor Presidente, lo hicimos con la convicción de un cambio, porque nos convenció con una propuesta seria, diferente y que consideramos honesta. Me preocupa, la forma en que el mismo, hoy día, se dirige, se comporta y se comunica. Lo hace pretendiendo verse humilde y popular, sin embargo no queremos populismo, queremos acciones directas y concretas, que hagan que los costarricenses vean el esfuerzo, por cambiar las cosas. No lo quiero ver bailar en los pueblos, no lo quiero ver sacando tarjetas rojas, en medio mundial de ffútbol no lo quiero ver en Facebook, posteando todo lo que hace de manera popular, no lo quiero ver con cuanto selfie pueda tomarse. Si quiere seguir disfrutando como un ciudadano común, si quiere verse como un ciudadano mas, no es problema, el problema es que su manera de actuar ha sido puesta en conocimiento de toda la ciudadanía, pretendiendo ser popular y yo no quiero un Presidente Popular, yo quiero un Presidente que sepa Gobernar y que nos demuestre el porque tomamos la decisión de elegirlo.

Don Luis Guillermo, Usted indico: “Cuando me equivoque, corríjanme; cuando me pierda, búsquenme; cuando flaquee, denme fuerzas. Si no les escucho, reclámenlo; si les abandono, si no estoy ahí cuando más me necesiten, si usurpare con aviesa intención la confianza depositada en mí con tanta generosidad por un pueblo que demanda honestidad y buen gobierno, repúdienme”

A poco mas de dos meses, que es poco tiempo, para saber si las cosas andan bien, solamente considero que se ha equivocado en la forma en que tiene que hacernos ver que es un Presidente para el pueblo, que no es lo mismo un Presidente populista. Algo pasa en su asesor de imagen, me gustaba mas verlo como un hombre serio, que como un hombre mostrando su faceta populista. La humildad es buena, pero no hay que aparentarla.

Mi País, no es una finca, ya anteriormente alguien la quiso ver como una empresa, que requería de buenos gerentes, y fallo en su intento.

Mi Costa Rica, es un país, que requiere ser gobernado, con transparencia. Un buen Gobernante es un verdadero líder de su equipo de trabajo, que motiva y estimula a su gente, es una persona auto motivada, positiva, disciplinada, comprometida y competente, se rodea de gente entrenada, comprometida con su propio crecimiento y competente para realizar su trabajo. Un buen Gobernante, reporta y saca de su equipo a los mediocres, cuando éstos no muestran interés en mejorar, piensa, analiza y busca oportunidades para mejorar más y más el rumbo del país. Queremos un país, más exitoso, que ofrezca mejores condiciones de trabajo para todos los ciudadanos, con seguridad económica, crecimiento profesional y estabilidad laboral. Un buen Gobernante, alcanza todas las promesas de campaña, que estableció como sus metas, y logra más que eso. Sobrepasa todas las expectativas. Por ello, no nos vea como una finca, véanos como el gran país, que somos, en esta vertiente podemos asegurar que sólo existen tres tipos de gobiernos. Primero, aquellos que gobiernan bien y comunican mal. Segundo, aquellos que gobiernan mal y comunican mal y, tercero, aquellos que gobiernan bien y comunican mejor. Estos son los que verdaderamente trascienden.

Lic. Rafael A. Rodríguez Salazar
Abogado y Defensor Social.
Cedula 3-271-045.
rafael@lafirmadeabogadoscr.com